Agencia de traducción como negocio rentable

By | 24 octubre, 2012

Hoy vamos a tratar de explicar como hacer un negocio rentable aprovechando la internalización en la que vive actualmente la sociedad.

Tanto a nivel profesional como a nivel personal en muchas ocasiones necesitamos que el resto de personas que no conocen nuestra lengua nos entiendan sin error posible: Conferencias, discursos.  relaciones diplomáticas, declaraciones ante la ley o los jueces, conversaciones para acordar la celebración de un negocio etc. Las posibilidades son infinitas.

Como hemos dicho en otras ocasiones los negocios rentables se fundamentan en cubrir una necesidad que aun no está cubierta y si lo está , siempre podemos aportar un plus de valor, una característica única que la competencia no esté desarrollando.

Precisamos contar con una serie de trabajadores (para iniciar el proyecto podemos apoyarnos en colaboradores externos, así minimizamos los gastos iniciales) que tengan una gran calificación en el dominio de las lenguas, cada uno en su especialidad.

La comunicación entre todos los integrantes, bien personal interno o bien personal colaborador, debe ser muy rápida, ya que en la mayoría de los casos, la necesidad de contar con un servicio de traducción no se planifica con antemano, y ahí es donde tenemos nuestro nicho de mercado si somos lo suficientemente ágiles y eficaces.

Existe normativa dónde se regulan quienes puedes prestar servicios de traducción jurada se tiene que haber obtenido el título expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

En ocasiones no es suficiente con el dominio de una lengua para captar todos los matices para traducir o transcribir correctamente los textos, en ocasiones es necesario conocer el lenguaje técnico de la materia de la que verse el texto: ejemplos: Medicina, leyes, informática,  publicidad, etc

Una parte de la idea de negocio que se debe desarrollar es la traducción de los textos que componen las paginas web debido a que la expansión de un sitio web es infinito, y la cantidad de personas de diversas culturas y lenguas es infinita.

Las editoriales de libros suelen tener su propio equipo de traductores pero en ocasiones por la premura de tiempo tienen que contar con los servicios de agencias externas. Son potenciales clientes que deben conocer nuestros servicios desde el primer momento de la andadura empresarial.

Para captar a los clientes, debemos contar con el soporte de una página web propia, de publicación en los medios locales de comunicación, en visitas a empresas, tales como editoriales o multinacionales de cualquier sector asentadas en nuestro ámbito territorial.

Nuestros clientes serán principalmente profesionales, aunque tampoco tenemos que desechar a los particulares, en muchas ocasiones despreciados por las grandes agencias, y que a nosotros nos puede servir de un impulso a la estabilidad del negocio.