Expansión del negocio

By | 25 julio, 2012

La expansión y crecimiento de un negocio como objetivo

En la época que vivimos, en constante recesión económica y dónde las previsiones no son optimistas las formas de hacer crecer un negocio no son fáciles pero no por ello imposible.

 

Pautas a seguir para lograr el crecimiento y expansión de un negocio:

1-No caer en el desánimo, sino ponerle si cabe más ímpetu, más pasión y mas energía a lo que se hace, poniendo cada día el máximo de tesón sin reparar en ningún caso en la psicosis que se esta generando-propagando de la crisis actual. Los triunfadores son los que no se rinden jamás y cuando una puerta se cierra otra se abre y sino, hay que trabajar por abrirla. Los lamentos y los brazos caídos no va a propiciar en absoluto que tu negocio crezca, es más, ni que se mantenga en el mercado actual. El crecimiento y expansión de nuestro negocio depende en gran medida de la pasión que nosotros le pongamos.

2-Fidelizar a los clientes actuales, tratando de darles un trato personalizado y amigable, que sientan que tienen en tu negocio una solución ante cualquier problema o necesidad que tengan. Hay que tratar que dichos clientes conozcan toda la gama de productos o servicios que se prestan ya que en ocasiones por desconocimiento se pierden posibilidades de ventas.

3-Expandir los canales de comunicación de los productos o servicios que presta tu negocio. Apostar por la vía de internet para llegar a conocimiento de una mayor cantidad de potenciales clientes. Muestra tu negocio en las redes sociales, crea un espacio web de tu negocio tratando de diferenciarte de la competencia, haciendo ver que el negocio está al servicio del cliente y no al revés.

4-Trata a cada cliente, independientemente de su facturación, como el que  fuera el más importante de tu negocio, ya que eso va a motivar que sea un cliente fiel a nuestro negocio y que al mismo tiempo nos haga de “comercial” involuntario. Que sin duda es la mejor forma de publicidad que podemos conseguir.

5-Si ofrecemos servicio, tratar de dar una solución integral al cliente, no solo una parte; Y si para ello fuera preciso establecer convenios de colaboración con otras empresas que nos cubran la línea o cuestión a la que nosotros no podemos dar cabida, deberemos hacerlo sin dudar pero siempre teniendo como objetivo facilitar al cliente una solución integra a su necesidad.

6-Si el producto es bueno y en pocos lugares se puede encontrar, no cierres puertas al mercado exterior. El fortalecimiento y crecimiento de un negocio en muchas ocasiones pasa por exportar al mercado internacional aquellos productos que son oriundos de nuestro emplazamiento. Las Cámaras de Comercio te pueden asesorar.

7-Aconsejar de forma acertada a cada cliente. Ante la situación de crisis actual, cada cliente trata de minimizar los gastos, sería un arma de doble filo el asesorarle incorrectamente y venderle un producto más caro de lo que necesita en ese momento. Es más conveniente hacerle ver que con el menor gasto posible su problema o necesidad queda satisfecha.