Financiación para Pequeños Negocios

By | 29 julio, 2014

Cada vez existen más emprendedores que tienen una idea y que no pueden desarrollarla porque no tienen ni siquiera un pequeño capital para poder invertirlo.

Cuando se trata de financiación se pueden recurrir a diferentes fuentes, las clásicas como intentar conseguir el dinero necesario a través de familiares o pidiendo un crédito a la banca tradicional pero también hay otras vías, siempre y cuando la devolución del préstamo sea a corto plazo, como puede ser el acudir a entidades financieras que sin necesidad de presentar aval ni nómina pueden prestarte el dinero, desde 100 euros hasta 1500 euros, siendo el plazo de devolución desde un mes hasta un año.

Si bien es verdad que esta fuente de obtención de financiación o de conseguir liquidez de forma rápida, se recomienda más para subsanar cualquier imprevisto económico surgido en el devenir del negocio que para implementar el negocio como tal.

Son muchas las entidades crediticias que hacen que el conseguir un crédito sin aval ni nómina sea lo más fácil y rápido del mundo, pero siempre orientado para salvar situaciones imprevistas o gastos con los que no contábamos y que de forma urgente debemos afrontar, como ves las formas de financiación son muy diversas.

Pequeños negocios rentables: Bases

Los inicios de los pequeños negocios son duros y cuesta muchos meses empezar a ver beneficios pero es muy frecuente que en esos primeros meses de vida del proyecto, las dificultades económicas surjan y ahí dónde debemos distinguir si son temporales o coyunturales y en poco tiempo vamos a obtener rendimientos económicos, porque de ser así, una opción es pedir un préstamo rápido y así salvar el escollo pero teniendo muy presente los plazos de devolución así como los costes que te van a aplicar por la concesión de dicho crédito.

Existen multitud de empresas financieras que prestan dicho servicio, pero cada una tiene sus propias peculiaridades y condiciones, quizás la más famosa es Cofidis, sobre todo por la gran cantidad de préstamos que tramitan todos los días y porque su difusión a través de campañas publicitarias en los medios de comunicación es muy elevada.

El debate está servido: entre los detractores de acudir a esta vía de consecución de dinero rápido, que lo razona por los intereses que cobran (normalmente más altos que la banca tradicional) y los que los defensores que se basan en la fácil y rápida consecución de los mismos, basados entre otros factores, en que se llevan a cabo sin tramitación de papeleos, realizándose de forma online a través de internet y en cuestión de minutos (y en muchos casos sin la necesidad de presentar justificante de pensión, de nómina o de cualquier otro tipo de justificante que ampare la obtención de unos ingresos regulares)

Es importante conocer antes de nada una buena investigación de los mercados rentables que potencialmente pueden satisfacer nuestras perspectivas.