La Guardería como Negocio: Todo lo que debes saber

By | 21 mayo, 2013

La sociedad ha evolucionado en los últimos 20 años de una manera brutal y de esta evolución ha nacido unas necesidades que antes no existían porque la mujer no trabajaba fuera de casa.

El germen del problema radica que los dos integrantes de la pareja trabajan fuera del hogar y con el nacimiento de los hijos surge el problema de dónde poder dejar a los pequeños durante unas horas
.
Ante esta necesidad surgen las guarderías, siendo un negocio bastante rentable ya que cada vez son más las parejas que tienen la necesidad de que cuiden de sus hijos. Y los gastos por contratar una cuidadora de niños es más elevado que si lo lleváramos a un centro de este tipo.

Para montar una guardería debemos llevar a cabo un estudio sobre la localización de la misma, ya que todos los padres deseamos llevar a nuestros pequeños a un centro cercano a nuestro domicilio o a nuestro trabajo. (De ahí que estén surgiendo guarderías en los Polígonos industriales) y examinar con detenimiento la oferta y demanda existente.

Para tener éxito con el establecimiento de una guardería se debe cuidar los detalles interiores, tanto luz, temperatura, espacio, etc. porque los padres cuando busquen guardería para sus hijos visitaran las instalaciones y todos estos detalles que hemos mencionado influirán en la decisión final.

La inversión es alta ya que se debe alquilar un local que reúna todas las medidas de seguridad y lo suficientemente amplia para dar cobertura al menos a tres grupos de niños: De cero a 1 año, de 1 año a 2 años y de 2 años a 3 años.

Existe libertad de tarifas y modos de cobrar pero a modo orientativo señalaremos las siguientes:

• Tiempo de permanencia del pequeño en el centro:

3 horas la tarifa podría ser 120-130 euros
4 horas la tarifa podrías ser 130-140 euros
Llegando a tarifas por 8 horas de más de 200 euros.

• En todas guarderías se cobra lo que se llama la matrícula o reserva de plaza y que también comprende el material que utilizará el niño, las tarifas por este concepto abarcan desde los 60 euros hasta los 90 euros. Así que sí conseguimos 20 niños tendremos un ingreso sólo por el concepto de matrícula entre 1.200 y 1.800 euros.

• El desayuno, comida y merienda tendrá su propio apartado de facturación.
Una tarifa estándar por la comida podría ser entre 60 y 80 euros mensuales.

• También debemos ofertar que el pequeño de forma excepcional se quede alguna hora más de lo contratado y una tarifa que se podría aplicar sería de 5 euros la hora. Ya que si no existiera esta posibilidad para los padres sería desfavorable porque ante un imprevisto no podrían demorar la hora de recogida.

Para poner en marcha el negocio de una guardería se debe contar con personal especializado como puede ser personas con estudios de puericultura, pedagogía, etc.
A pesar de que son muy pequeños la sociedad demanda cada vez más que las guarderías oferten la impartición mediante juegos y similares de un segundo idioma como puede ser el ingles con el fin de que el oído del pequeño se vaya haciendo a un segundo idioma.

Si nuestro negocio quiere dar un plus y hacer decidir la voluntad de los padres de llevar a sus hijos se pueden instalar cámaras con acceso por internet para que puedan ser observados por sus padres desde el trabajo o desde el domicilio. Es una instalación relativamente barata y dará mucha seguridad a los padres. Y seguro que con estas bases se convertirá en un negocio rentable.

Como es lógico pensar, cada guardería aplicará las tarifas que crea más convenientes de acuerdo a la oferta y demanda existente en la zona.

En un próximo artículo trataré de explicar como montar una peluquería ya que han sido varios los mails preguntando sobre la cuestión y sobre todo a qué debemos atender para que sea rentable.