La motivación del trabajador

By | 16 julio, 2012

La motivación del trabajador como vía para hacer que un negocio sea rentable

La implicación de los recursos humanos en la expansión y en la rentabilidad de un negocio es fundamental. En muchas ocasiones conseguir esta implicación requiere por parte de los órganos directivos una cuidada diplomacia.

 

En tiempos históricos se aboga por la técnica del “arreaovejas”, es decir, estar presionando a los recursos productivos a que desarrollaran su labor pero con el paso del tiempo ha dejado paso a una técnica distinta: la motivación del trabajador, dónde los sectores productivos pueden desarrollar su trabajo con una cierta flexibilidad y toma de decisiones, a fin de cuentas son los trabajadores los que pueden aportar mas valor y conseguir optimizar las técnicas de producción.

 

Los órganos directivos deben facilitar al trabajador todas las herramientas necesarias para realizar su trabajo y que pueden innovar, lo que propiciaría un mayor desarrollo personal y mayor implicación en el trabajo ya que se sentirá más valorado dentro de la estructura empresarial y ello redundará en una mayor rentabilidad del negocio.

Es importante que la toma de decisiones sea conjunta, entre los órganos decisorios y los productivos, siendo vital que todos los integrantes de la empresa sean conscientes que la empresa la forman todos, en definitiva, que la empresa “es de todos”

 

Los incentivos económicos, como no podía ser de otra manera es vital, de ahí que muchas empresas tienden a la implantación de bonus o incentivos ante determinadas cargas de trabajo o asunción de funciones que no están previamente definidas y establecidas para un puesto de trabajo en concreto o una persona determinada.

 

Satisfacer las necesidades de cada uno de los trabajadores y elaborar un buen plan de conciliación laboral fomenta que la implicación de los trabajadores crezca de forma exponencial.

 

Desde la cúpula directiva se debe fomentar una personalización, una socialización lo que motivará que las incidencias en el proceso productivo lleguen  a través de los cauces establecidos con una mayor rapidez, lo que facultará a la dirección a adoptar las medidas correctoras oportunas.

 

Decálogo de formas de motivación

 

  • Involucrar al trabajador en la toma de decisiones
  • Darle cierta flexibilidad y autonomía en su trabajo
  • Interesarse por su vida personal y familiar
  • Propiciar un buen ambiente de trabajo
  • Reconocer en público sus aciertos
  • Compartir periódicamente los resultados que está obteniendo la empresa
  • Informar sobre las perspectivas de futuro
  • Delegación de responsabilidades
  • Admita opiniones sobre mejoras del proceso productivo
  • Tratar al trabajador con respeto y educación