montar negocio fruteria

By | 29 marzo, 2013

A pesar de la crisis que azota al país, aún quedan negocios que pueden ser rentables. Mucha gente ha sido despedida y no encuentran trabajo, el miedo a perder el dinero que inviertan les obliga a ser precavidos y evitar montar negocios que puedan acabar en la quiebra. Es por este motivo, por el que realizamos estos interesantes artículos para que la gente conozca mejor, que negocios pueden funcionar y cuales se adecuan mejor a sus capacidades de trabajo.

Realmente una frutería colocada en un lugar adecuado, puede ser un negocio muy rentable, por qué lo encontramos en nosotros mismos. Es más barato comer a base de fruta que comer a base de carne y pescado. Por este motivo mucha gente ha cambiado su alimentación, antes comían más cantidad en el segundo plato y evitaban el postre de fruta, pero ahora se prefiere llenar el estómago con una rica pieza de estos alimentos que tan nutritivos e importantes son. Además es un tipo de establecimiento que es muy estable, no observa demasiadas subidas pero tampoco caídas abruptas de las ventas lo que lo hace muy sostenible. Los costes son asumibles ya que puede atenderlo una única persona y además si tenemos una huerta propia podemos auto suministrarnos.

Los costes calculados aproximados para montar una frutería de forma autónoma oscilan entre los 30.000 y los 40.000 € brutos de los cuales en un período de tiempo a medio y largo plazo recuperaríamos con la venta de productos a diferentes precios. Cuanto más margen en la venta tengamos más rápido sería la adquisición de la inversión pero más costoso será captar clientela por lo que hay que saber buscar el punto medio entre beneficios y clientela ya que unos precios elevados en una tienda nueva no darán ningún buen resultado por falta de confianza. Para ello habrá que empezar con precios con casi ningún beneficio (o incluso en algunos productos perder dinero) y con el paso del tiempo y una clientela fidelizada ira aumentando hasta obtener el margen que realmente estábamos buscando.

Además como en todos los negocios sería recomendable promocionar la frutería, o poner anuncios, y sobre todo ser amable con los compradores (siempre ofreciendo productos a probar, regalando…). Y como último consejo, nunca, vendáis un producto en mal estado (tirarlo) ya que ese cliente no volverá.